Después de toda la serie de artículos publicados entorno a los diferentes tipos de TOC, Trastorno Obsesivo Compulsivo, podemos comprobar la heterogeneidad de la enfermedad que, bajo las mismas características: pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes que generan gran temor e inquietud y que conllevan una serie de conductas (compulsiones) para reducir dicho temor, hay un diverso abanico de pensamientos que diferencian un TOC de otro.

Hoy vamos a conocer el TOC de enfermedad del cual hay muy poca bibliografía y se confunde en muchas ocasiones con la Hipocondría. El TOC de enfermedad se caracteriza por el miedo obsesivo a contraer una enfermedad concreta e incluso vivir bajo la convicción de padecerla.

El miedo tiene una función básica y fundamental: la supervivencia. Acompaña a cualquier ser humano como también al resto de mamíferos y está considerado una de las emociones primarias e instintivas que nos ha permitido adaptarnos al medio. Sin miedo moriríamos.

El problema se genera en el momento en que se convierte en disfuncional y en lugar de protegernos de un peligro dificulta la vida como ocurre en el Trastorno Obsesivo Compulsivo de enfermedad.

¿Qué es el TOC de enfermedad?

¿Cuáles son las causas del TOC de enfermedad?

Cómo tratar el TOC de enfermedad para su disolución

Qué es el TOC de enfermedad

¿Qué es el TOC de enfermedad?

El TOC de enfermedad es el miedo obsesivo y persistente a contraer una enfermedad concreta. La persona que lo padece no puede controlar sus pensamientos intrusivos y la única manera que encuentra de reducir la ansiedad que le produce es comprobar (compulsión) que no la tiene y generar una serie de rituales para reducir la ansiedad y el miedo de contraer la patología.

La compulsión de comprobación puede variar: desde ir a diferentes especialistas médicos, acudir a urgencias, hacerse distintas pruebas o análisis, indagar en internet acerca de la sintomatología y causas de dicha enfermedad, evitar por todos los medios cualquier situación que consideren de peligro y obsesionándose en ver todas las posibilidades que les lleva a poder padecerla. Es propio del TOC la ideación errónea de las causas de contraer la enfermedad (causas externas) creyendo de una forma irracional e inconsciente que por ejemplo pueden padecer una enfermedad si respiran cerca de quien ellos consideran enfermos o bien tocando objetos o áreas que hayan podido tocar personas que a su criterio irracional tienen  cáncer, VIH…

Se pueden generar compulsiones en forma de rituales de diversos tipos siendo estos lo más frecuentes para este tipo de TOC:

Rituales mentales repetición de frases, cuentas numéricas que al repetir calma la ansiedad y la posibilidad de contraer la enfermedad según el criterio de quien lo hace. Es un ritual  más común en las personas que tienen miedo a padecer una enfermedad mental.

Rituales de limpieza para protegerse de las posibles zonas contaminadas por la enfermedad

Rituales de lavatorio como ducharse o limpiarse las manos después de estar expuesto en las zonas que hayan considerado de peligro.

Las enfermedades pueden ser distintas, según cada paciente, siendo los miedos más comunes las enfermedades de transmisión sexual VIH/Sida, VPH… padecer una enfermedad psicótica como podría ser la esquizofrenia o la perdida de juicio y el cáncer.

Las personas que padecen este tipo de TOC inicialmente se vuelven más sensibles a las sensaciones del cuerpo, aunque conforme avanzan las obsesiones son los estímulos externos los que preocupan más. Por ejemplo, si tiene miedo a tener VIH evitar tener contacto con personas homosexuales, sin ánimo de discriminación ya que los pensamientos son recurrentes e irracionales y en estado de consciencia saben que no es así.  No quieren tener ese tipo de pensamientos, es la causa principal de su dolor y sufrimiento.

Es ocasiones la línea de separación entre el TOC y la Hipocondría es muy delgada siendo la hipocondría un diagnóstico diferencial común en el TOC de enfermedad. A continuación, presentamos un cuadro donde se pueden ver las principales diferencias entre ambos.

TOC de enfermedadHIPOCONDRIA
Pensamiento Egodistónico: son conscientes de la distorsión de sus pensamientos con la realidadPensamiento Egosintónico: piensan que la enfermedad es real
Alta resistencia hacia los pensamientos obsesivosNo se genera alta resistencia hacia los pensamientos obsesivos
El factor disparador del pensamiento es externoEn el caso de la hipocondría es interno, síntomas del propio cuerpo
Suelen vivir en silencio las obsesiones por la consciencia de irrealidadComunican sus sospechas de estar enfermos
Rituales asociados a los pensamientosComprobación médica a las posibles enfermedades

¿Cuáles son las Causas del TOC de enfermedad?

¿Cuáles son las Causas del TOC de enfermedad?

El TOC de enfermedad al igual que el resto de Trastornos Obsesivos Compulsivos tiene un factor en común: La ansiedad. Las personas con TOC han estado sometidas a un estado ansioso antes y durante el desarrollo de la propia patología con alteraciones del estado de ánimo.

La ansiedad se manifiesta a través del miedo obsesivo, en este caso la enfermedad, que se ha gestado por múltiples factores:

Factores internos y condicionados por la susceptibilidad genética* (familiares de primer y segundo grado con trastorno obsesivo) como factores externos y condicionados por el ambiente (exceso de control y sobreprotección por los padres o en su defecto abandono familiar, acoso escolar, abuso…) La suma de ambos factores va construyendo una identidad alejada de la naturaleza instintiva del individuo generando una personalidad ansiosa que en situaciones de estrés y/o traumáticas desencadenan el desarrollo del TOC (la situación traumática puede variar, pero en caso de TOC de enfermedad es bastante común la muerte o enfermedad grave de algún familiar o persona cercana).

Predisposición genética: también llamado susceptibilidad genética, es decir, la influencia en el fenotipo de un organismo individual, lo que vendría a ser la capacidad de un individuo a desarrollar una enfermedad. Dato importante, el fenotipo puede ser modificado por las condiciones ambientales.

El significado simbólico que hay alrededor de la enfermedad varia dependiendo de la experiencia vital y la configuración psíquica de la persona hallando en la enfermedad una respuesta paralizante frente la vida y que se tendrá que trabajar en terapia.

La falta de equilibrio entre el estado de consciencia y el instinto se manifiesta en una experiencia vital muy pobre, falta de estimulación sensorial y de eros (placer, deseo, libido…) que mantiene a la persona en un estado de muerte en vida.

Así como el estado de ansiedad es fácil de detectar, la depresión, en muchas ocasiones enmascarada, tiene una comorbilidad muy alta en pacientes con TOC de enfermedad, no en consecuencia del TOC sino de situaciones personales no superadas ni resueltas antes de la aparición del trastorno y agravándose frente al mismo.

La formación reactiva frente un deseo inconsciente hacia un ser querido que bajo la apariencia de amor y cercanía esconde el miedo a tener que cuidar de él manifestándose con el miedo obsesivo a que pueda contraer una enfermedad.

Cómo tratar el TOC de enfermedad para su disolución
¿Cómo tratar el TOC de enfermedad para su disolución?

Para la disolución del TOC de enfermedad como la de cualquier otro tipo de TOC iniciaremos un proceso analítico para entender de una forma concreta y específica los motivos que han causado a la persona a padecer el trastorno.  Localizar la fuente de ansiedad y desenmascarar el estado depresivo.

Conocer en profundidad a la persona, su identidad, personalidad y experiencias vitales con el fin de sanar su pasado y su presente, tomar conciencia de quien es y poder vivir libremente en equilibrio entre su pulsión instintiva y su conciencia.

En la terapia fomentamos la independencia para que la persona pueda tomar decisiones honestas consigo misma y sobre su vida sin pensar en lo que los demás esperan de ellos. Además ayudamos a la persona a crear un fuerte sentido de comunidad y pertenencia.

Le ayudaremos a encontrar  sentido a la vida y  descubrir lo que le hace vibrar y lo que le hace sentir completo. Este proceso normalmente despierta muchos miedos y barreras y requiere tiempo de adaptación. Nosotros ayudamos al paciente a fortalecerse con el fin de superarlos.

Con el método AFOP trabajaremos la activación de las pulsiones a través de deportes específicos como puede ser el boxeo, la escalada, el contacto con la naturaleza…. Y a través de ejercicios corporales y psicodramáticos dar un espacio a la experiencia que con éxito la persona tendrá que poner en práctica en la vida.

Si quieres leer más sobre el tratamiento AFOP que utilizamos para curar el TOC de enfermedad haz clic en el siguiente vínculo: Método AFOP

Si quieres saber más sobre el TOC de enfermedad o te gustaría pedir una primera cita nos puedes llamar: + 34 935 282 353 o escribirnos a info@ipitia.com.

Realiza terapia con nuestro equipo
93 528 23 53