Los celos son y han sido una respuesta emocional que la sociedad ha aceptado como una consecuencia lógica al amor, desde Luis de Góngora a Prince han escrito sobre ellos. Incluso la propia Biblia hace referencia a los celos como parte natural al fuerte amor que te hace sufrir, Libro de los cantares, ‘fuerte es como la muerte el amor; Duros como el Seol los celos.’ La literatura, la religión, la tradición hicieron de ellos una respuesta romántica, trágica, dolorosa e inspiradora que acompaña al deseo, al amor y las relaciones de pareja. Tanto es, que es fácil escuchar hoy día pronunciar frases como… ‘quiere tanto que los celos se apoderan de él-ella’, ‘te quiere, está celoso’, ‘cuando te deje de querer, dejaré de tener celos’…. Y como estás muchas otras frases que están normalizadas por la sociedad.

Sin embargo, los celos obsesivos no son indicadores del buen amor sino del miedo irracional de perder algo que crees que te pertenece y por el que sientes un gran afecto y amor acompañados de una sensación de peligro y abandono constante. Esta sensación se pone de manifiesto bajo el estado de ansiedad previos al TOC e instalados en la vida de la persona.

Qué es el TOC de celos

Cuáles son las causas del TOC de celos

Cómo curar el TOC de celos

que es el toc de celos

¿Qué es el TOC de celos?

Los celos obsesivos funciona de igual modo que otros TOC, pero en este caso el pensamiento reiterativo e intrusivo que no puede controlar la persona gira entorno a la idea obsesiva, delirante en muchas ocasiones, de que le son infieles y con una necesidad compulsiva de comprobarlo. Indagar en las redes sociales de la pareja, correo, preguntas de comprobación, coger información personal, teléfono móvil, seguimiento a la persona o bien relacionar cualquier conducta de la pareja (que se arregle, que esté feliz, triste, que llegue tarde, se depile o afeite…) con la intencionalidad de ver un amante o cometer un acto a escondidas.

Las obsesiones cada vez ocupan mayor espacio en la relación haciendo que la misma se deteriore significativamente llegando en muchos casos a la ruptura. Si la ruptura bien podría ser el fin de las obsesiones no es así. Las personas con esta problemática permanecen en un estado depresivo y ansioso acompañado de un sentimiento de soledad. Decepcionados con el fin de la relación el sentimiento de abandono cobra mayor fuerza y la dicotomía de si realmente le han sido infieles o es su comportamiento obsesivo el culpable de dicha ruptura.

La ficción y la realidad se dan la mano y el comportamiento se sigue repitiendo en futuras relaciones que en muchos casos reemplazan las unas a las otras para llenar el vacío de quienes lo padecen.

Es propio del TOC de celos la idealización del amor, generar grandes expectativas en torno a la relación de pareja y como tiene que ser esa relación. Vivir intensamente cada suceso de la relación sobre todo en sus inicios, fugaces y apasionados, donde la explosión de sentimientos y muestras de cariño enmascaran la dependencia y la necesidad de control de una persona que se ‘entrega por completo’.

Una dependencia y control que necesita ser alimentado constantemente por muestras de cariño, detalles, mensajes, palabras afectivas, hacer todo juntos…, nada es gratuito, es una comprobación constante del amor, ya que de lo contrario la persona tendrá miedo a que ya no se la quiera y que aquello que quiere sentir no esté sucediendo a causa de la pérdida o la infidelidad y no, evidentemente, del amor irreal al que se aspira. ¿Por qué? Porque de ser por ellos vivirían en ese estado permanentemente y aceptar el amor de su pareja en el día a día es reconocer que son dignos de él sin grandes esfuerzos simplemente por lo que son.

Con el TOC de celos es habitual vivir bajo el mandato de las emociones y de la entrega total y egoísta de uno mismo a cambio de una falsa seguridad que nunca será satisfecha e ir cerrando cada vez más el círculo de la pareja conociendo cada cosa que hace y cada persona que la rodea con el fin de poder controlar cualquier posible alerta.

Cuando no hay alertas de peligro en la relación, es habitual que las personas que sufren celos obsesivos investiguen el pasado de la pareja llegando a comparar su idilio con noviazgos anteriores que resurgen cobrando un valor que ya no tienen y mezclándose con la actualidad.

El conflicto está servido y va a tener que convivir con la relación si no se toman las medidas oportunas. Como cualquier TOC, genera mucho sufrimiento en las personas que lo padecen y por supuesto también en su entorno llegando a situaciones insostenibles por mucho tiempo.

causas toc de celos

Cuáles son las causas del TOC de celos

Los celos no dejan de ser una señal de alarma frente a un peligro, con lo cual de inicio nos deberíamos de plantear cual es peligro y qué le sucede y ha sucedido a una persona para vivir bajo esa circunstancia constante. Qué teme a perder y qué ha causado esos pensamientos obsesivos que la sitúan en un estado de defensa y ataque constante.

El TOC de celos, como el resto de trastornos obsesivos, tiene un denominador común, la inhibición y la represión de aspectos de la propia personalidad que bajo la rigidez y el control adquiridos por la educación y experiencias traumáticas activan pensamientos intrusivos y reiterativos que desvían la atención de quienes lo padecen y de muchos profesionales que olvidan otros componentes de la vida y de la experiencia de la persona que requieren ser tratados para salir del propio TOC. El ejemplo del ICEBERG, vemos la punta, pero debajo hay una gran capa de hielo que la sostiene.

¿Qué hay detrás del TOC de celos?

Cada uno de los pacientes con TOC de celos tiene particularidades y experiencias únicas en su vida, pero con factores comunes que se asemejan.

Las personas con celos obsesivos viven con una sensación de vacío constante que les lleva a un exceso de adaptación. Se sobre adaptan a otras personas porque les hace sentir bien hasta el punto de generar dependencia. En la Terapia se tendrá que trabajar la activación personal para que no haya un error con la sensación de entrega total y voluntaria a la pareja. Se confunden los deseos y se solapan entre ellos independientemente de la motivación. La relación de pareja se acaba convirtiendo en el eje central de vida y fuente principal de deseo y bienestar, pero cada vez es menor por las crecientes obsesiones.

Un bienestar que se ve truncado por el miedo a la pérdida y por un exceso de control alimentado por la inseguridad y por la baja autoestima de quienes lo padecen. La frustración que genera será trasladada a la pareja y será unos de los motores de la propia ansiedad.

Patrones aprendidos, aunque no siempre iguales, de una educación estricta y mal entendida que en este tipo de TOC especialmente está relacionado con la falta de afecto y refuerzos positivos. La figura de unos padres normalmente machistas donde en muchas ocasiones el rol paterno es ausente y compensado por una madre con tendencia depresiva y/o ansiosa que se manifiesta en exigencias emocionales hacia los hijos con un exceso de control y dependencia afectiva características del apego patológico y que acaba desarrollando una necesidad de atención extrema en los hijos. Un exceso de atención que se tiene que cubrir y de la cual el celoso-a no tiene conciencia.

La idealización del amor como compensación al sufrimiento se ha ido instalado progresivamente, una idea romántica y poco real de las relaciones de pareja que hace que el objeto de deseo, la pareja, se pueda cambiar o sustituir por otra relación y que el comportamiento y las circunstancias se repitan y tomen los mismos matices.

Si profundizamos en la psique de quien padece este tipo de trastorno podemos observar la facilidad que tienen para trasladar y proyectar sus propios miedos, deseos y pulsiones a su relación siendo la pareja de alguna manera la responsable de todo.

Es habitual en este tipo de obsesiones tener un temperamento fuerte y pasional con una pulsión sexual notoria.

Cómo curar el TOC de celos

Para curar el TOC de Celos, como cualquier otro tipo de trastorno obsesivo, primero de todo iniciaremos un proceso analítico para entender de una forma específica que ha sucedido en la vida de la persona para llevarla a tener obsesiones de ese tipo.

Cuál es su verdadera personalidad y arquetipo, los conflictos y posibles traumas que ha habido en su vida y la relación con su entorno. Se hará una anamnesis profunda donde se investigue con detalle su trayectoria de vida presente, pasada e ideas de futuro.

Una vez hecho el análisis, se procederá a tratar todos aquellos puntos de la personalidad que han quedado inhibidos y bloqueados, hasta recobrar una identidad auténtica y conforme con la persona.

Digamos que es necesario subsanar su trayectoria vital, el apego, la dependencia, la autoestima y hacer una apertura en la rigidez de sus mecanismos psíquicos que conflictúan con el carácter pasional, propio de este TOC y la naturaleza instintiva. Para ello es necesario conocer tanto el inconsciente como el estado consciente y racional de la persona. Tomar conciencia de las necesidades e impulsos bloqueados.

A través del Método AFOP ® Activación y Focalización pulsional llevaremos a cabo una serie de ejercicios físicos y corporales para despertar el instinto mientras que en las sesiones analíticas se procederá a trabajar en profundidad la psique y los aspectos del femenino y masculino inconscientes con el fin de equilibrarlos en armonía con la naturaleza de cada persona.

Artículos acerca del trastorno obsesivo

CONTACTA CON NOSOTROS
(+34) 935 282 353
(+34) 637 669 160

o escríbenos con tu número de teléfono y cuándo quieres hablar y te llamamos nosotros, sin coste para ti

IPITIA NEWSLETTER

¿Quieres recibir las noticias más relevantes de nuestro centro?

Te informamos de todas las novedades cada mes: nuevas actividades, talleres, charlas y conferencias, noticias de nuestro centro, artículos de nuestro equipo y mucho más. Suscríbite gratuitamente!

* indicates required



Política de privacidad