El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es un trastorno grave de ansiedad que se caracteriza por su sintomatología obsesiva, la cual invalida e interfiere de manera contundente en la vida de la persona. Las personas con TOC tienen pensamientos involuntarios y recurrentes sobre una o varias temáticas. Estos pensamientos se denominan obsesiones y generan altos niveles de ansiedad en la persona provocando que esta realice compulsiones por tal de disipar o reducir la ansiedad. Las compulsiones siempre van asociadas íntimamente al tipo de pensamiento obsesivo. Por ejemplo, si el pensamiento obsesivo tiene que ver con la contaminación y los gérmenes, la compulsión tendrá que ver con la limpieza.

Tal y como hemos citado anteriormente, las compulsiones se realizan como reacción a los pensamientos obsesivos por tal de hacerlos desaparecer, pero lo que acaba pasando es que los rituales empeoran aún más el estado de la persona, ya que no sólo no disipan su ansiedad sino que el mismo ritual provoca un gran deterioro físico y mental.

Es cierto que hay que tener en cuenta la sintomatología del TOC, pero no se puede reducir únicamente a sus síntomas. Detrás de este trastorno hay elementos muy importantes que también hay que valorarlos y tenerlos en cuenta, ya que también influyen en el mantenimiento de la ansiedad que sienten. Por ejemplo, la inhibición de sus instintos y pulsiones, la rigidez moral y exigente, el miedo a expresarse desde su espontaneidad, mostrar un punto de vista diferente a los demás, etc. Todos estos aspectos son muy importantes, ya que pueden generar o mantener la ansiedad y si se hace un trabajo psicoterapéutico centrado en estos elementos, puede reducirse la sintomatología obsesiva.

A continuación vamos a explicar muy brevemente algunos factores que son beneficiosos de la terapia de grupo en TOC.

 

Sentirse comprendido y acompañado

Una de las características fundamentales de la terapia de grupo es que disipa o reduce de manera significativa el sentimiento de soledad que siente la persona con TOC. Muchas personas con este trastorno pueden sentirse raras y diferentes a los demás, ya que son conscientes de que sus pensamientos son irracionales.

Cuando uno se siente diferente a los demás, fácilmente se siente incomprendido y, por lo tanto, también se siente solo. Sin embargo, formar parte de una terapia de grupo donde hay personas que también tienen pensamientos irracionales y compulsiones, hace que uno no se sienta solo, ya que los demás integrantes del grupo comparten síntomas parecidos. El hecho de sentirse identificado con el grupo hace que la persona se sienta comprendida y acompañada, y esta vivencia de comprensión y acompañamiento no la puede sentir en su entorno cotidiano. Este factor es fundamental, porque cuando uno se siente acompañado y comprendido, facilita que la persona se sienta cómoda y en confianza para intervenir en el grupo, abrirse y explicar lo que piensa, siente, etc. Todo esto es muy positivo porque promueve que el paciente avance en la terapia grupal.

 

Aumento de la confianza y seguridad en uno mismo

La terapia de grupo facilita que la persona con TOC gane confianza y seguridad en sí misma. Ello es así, porque el hecho de que los integrantes del grupo se sientan afines al resto (por su sintomatología) favorece que se sientan a gusto, tranquilos, relajados… y si el ambiente es de escucha y comprensión, favorece enormemente que los integrantes participen y se expresen. El hecho de que aquello que se dice sea escuchado desde la comprensión (sin juzgar) y con la intencionalidad de ayudar, permite que la persona pierda el miedo y gane confianza a la hora de decir lo que siente y lo que piensa realmente.

Esto que estamos explicando puede parecer irrelevante y poco importante. Sin embargo, las personas con TOC suelen ser muy inhibidas, miden mucho lo que dicen y les da miedo explicar lo que sienten y piensan porque creen que no van a ser comprendidos. Por eso, la terapia de grupo puede ser muy beneficioso para ellos.

 

Confrontación con los propios miedos e inhibiciones

Tal y como hemos explicado al principio del artículo, el TOC es mucho más que su sintomatología. La terapia de grupo no se focaliza únicamente en los síntomas, sino que se profundiza mucho más y se trabajan aspectos de la personalidad que son muy importantes en el mantenimiento de la ansiedad y la sintomatología obsesiva. A través del grupo y de las actividades o ejercicios que se realizan, los integrantes van a poder confrontarse con sus propios miedos e inhibiciones y a través de esa confrontación se facilitan que se den cambios internos y externos significativos en la persona.

 

Liberación de los instintos

Las personas con TOC suelen ser muy correctas y tienen bloqueada la manifestación de los instintos y pulsiones, lo que les dificulta, entre otras cosas, poder expresarse desde su verdadero criterio y espontaneidad. En la terapia de grupo se trabaja para que los integrantes del mismo desbloqueen sus instintos y puedan expresarse libremente, desde su esencia. La sintomatología obsesiva va íntimamente relacionada con esta incapacidad de expresión genuina de la personalidad. Por eso es tan importante el trabajo de reconexión con los instintos. La confianza que genera el grupo facilita que los participantes pierdan el miedo y se expresen con mayor libertad, y a través de determinados actividades y ejercicios grupales, se promueve la manifestación de los instintos. Hay que tener en cuenta que empezar a expresarse desde los instintos (manifestar ira, rabia, disconformidad, etc.) es un signo de mejoría y avance en el proceso de curación del TOC.

 

Tomar mayor consciencia de uno mismo

El grupo es una fuente de autoconocimiento. Los integrantes del grupo hacen de espejo respecto a uno mismo y por lo tanto, facilitan que uno tome consciencia de lo que le es inconsciente. A través de las experiencias de los demás uno puede entender o comprender mejor por qué hace según qué cosas. Este enriquecimiento tan importante que proporciona la terapia de grupo no lo puede dar la terapia individual. Además, el hecho de sentir que forma parte de un grupo que trata de ayudarle y comprenderle, disminuye enormemente su sufrimiento y malestar.
Estos sólo serían algunos de los beneficios que proporciona la terapia de grupo en TOC. Sin embargo, para que la terapia de grupo sea efectiva también se necesita de cierta voluntad por parte de la persona para enfrentarse a sus miedos, inhibiciones, dejar atrás su zona de confort, etc.

Accede gratis al primer vídeo de nuestro nuevo curso online sobre TOC

Cuando tienes TOC, los pensamientos obsesivos y compulsiones se convierten en una carga que te dificulta llevar tu vida diaria. No sabes por qué los tienes ni cómo liberarte de ellos. En este vídeo, Damián Ruíz, el director de nuestro centro, te explica en primera persona qué es el TOC y cómo funciona.
¿En qué podemos ayudarte?
Contacto

Accede gratis al primer vídeo de nuestro nuevo curso online sobre TOC

Cuando tienes TOC, los pensamientos obsesivos y compulsiones se convierten en una carga que te dificulta llevar tu vida diaria. No sabes por qué los tienes ni cómo liberarte de ellos.

En este vídeo, Damián Ruíz, el director de nuestro centro, te explica en primera persona qué es el TOC y cómo funciona.